LeftRight

Medieval

La llegada de los árabes a la Península Ibérica tuvo lugar en el año 711, si bien con anterioridad ya se habían producido algunos leves conatos de invasión. En apenas 10 años ocupan todo el territorio peninsular aprovechando las divisiones internas del reino visigodo, la gran compartimentación administrativa del mismo y la grave crisis demográfica que lo mermaba a causa de la mortandad provocada por la peste. En apenas un año fueron cayendo las principales ciudades visigodas como Sevilla, Córdoba, Mérida, aunque ésta resistió algo más de tiempo, y por fin Toledo. A partir de ...